viernes, 20 de noviembre de 2015

In Memory of George Barris

George Barris, Nov. 20, 1925 - Nov. 5, 2015)


Lo héroes siempre han contado con su fiel compañero que nunca los dejará abandonados: Rocinante, Silver, Tornado… En las series de TV de los 60, 70 y 80 ese compañero cambió la sangre por gasolina y aceite y la carne y músculo por latas… y George Barris estuvo allí para darles vida a algunos de los modelos que nos encantaban a muchos. Innegablemente, sus autos tenían tanto protagonismo como los héroes que los conducían e incluso a algunos nos gustaban dichas series más por los autos, las persecuciones y las piruetas que hacían que por la serie en sí. Este es un pequeño homenaje a su creatividad, a este grande de los autos modificados.


Batmobile (Batman, 1966), Hot Wheels
Sin lugar a dudas, su auto más emblemático fue el Batmobile de la serie de televisión de 1966. Fue diseñado y construido completamente por Barris sobre la base de un Lincoln Futura de mediados de los 50 y fue el que lo llevó a la fama.

General Lee (Duckes of Hazzard, 1979), Johnny Lightning 

Barris no diseñó el general Lee. Lo que sí hizo fue acondicionarlo (a todos los que se usaron en The Duckes of Hazzard) para que soportara el exceso de las filmaciones. Barris apunta que las suspensiones del Charger eran una pesadilla, pues se rompían siempre en los aterrizajes del auto, no soportaban tanto peso. El Genral Lee volaba gracias a los acondicionamientos de Barris… que Dios lo tenga en su gloria.

Striped Tomato (Starsky & Hutch, 1975), Johnny Lightning
El Striped Tomato, como lo apodaron los fans de la serie después de que Starsky lo llamara así en alguno de los episodios, también pasó por las manos de Barris. El elegido para ser el auto de los héroes de esta serie fue el fenomenal Ford Torino. El auto sufrió modificaciones tanto exteriores como mecánicas (otra vez para poder soportas el trabajo pesado de los capítulos) y tuvo tanto éxito que la Ford lo produjo en serie y fabricó 1300 Striped Tomatoes que se vendieron en un suspiro.

Ecto II(Ghostbusters II, 1989), Johnny Lightning
Las Ecto 1 y 2 también pasaron por el taller de Barris. Ya sabían que necesitarían una wagon para el equipo de Cazafantasmas, qué elementos debían ubicar en el vehículo, cuál sería su logo etc. Fue Barris quien decidió que el corcel de estos 4 valientes sería una ambulancia Cadillac de 1959… ¿acerto?... yo diría que mucho.

KITT (Knight Rider, 1982) Hot Wheels
El KITT que intervino Barris no fue el de las primeras temporadas, sino el de las finales: el KITT de persecución. Este auto hacía más cosas que el de las primeras temporadas, por eso tuvo que tener muchos acondicionamientos. En comparación con el Charger de los Duckes, la suspensión del Pontiac Trans Am era mucho más resistente y no se rompía después de los saltos… también me imagino que el auto era mucho más liviano que el General Lee.

Time Machine (Back to the Future I, 1985), Reels
Time Machine (Back to the Future II, 1989), Hot Wheels
Time Machine (Back to the Future III, 1990), Hot Wheels

Nuevamente, Barris no diseñó ni construyó la Time Machine, pero cuando esta estuvo lista, Spielberg lo llamó para que le hiciera los cambios que el auto sufriría a lo largo de las tres películas. Igual que con los autos anteriores, Barris fue el encargado de hacer las réplicas que se usarían en las exhibiciones para fanáticos. Respecto a esto, Barris afirmaba que dichas réplicas generaban cientos de inconvenientes, pues los fanáticos conocían los autos sumamente bien, tanto en los detalles físicos como en las especificaciones mecánicas y lo que esperaban ver era un auto exactamente igual al de la pantalla, cosa que muchas veces no era fácil de conseguir. Si el auto mentía en algún detalle, las críticas llovían sobre Barris.



George Barris habría cumplido 90 años el pasado 20 de noviembre, pero hace sólo dos semanas dejó este mundo. Historias sobre él hay montones, sus clientes fueron estrellas del cine y la música (el famoso Cadillac rosado de Elvis es un ejemplo), en la época fuerte de los Hot Rods Barris fue un pionero, inspiró a muchos de los diseñadores que hoy nos cautivan… Gracias George Barris por ese legado increíble que nos ha dejado… Los dejo con un enlace a su sitio web y una entrevista a este grande… Hasta la próxima.




4 comentarios:

  1. George Barris... una gran pérdida para el mundo del automóvil, que se suma a la reciente partida de Carroll Shelby, otra leyenda americana que supo unir lo mejor de dos continentes en un coche: el AC Cobra... este hombre tendrá siempre mi admiración, por ser un loco en el buen sentido de la palabra, incluso los más grandes personalizadores de hoy en día, están lejos de crear autos customs tan singulares, como lo hizo Barris !!!... el único que podría estar a la altura, fue su contemporáneo Ed Roth, quien supo convertir ideas estrambóticas en carros impactantes !!!...

    Y hombre, que buena colección de protagonistas en cuatro ruedas, de series y películas tan recordadas de los 60s, 70s, 80s e incluso 90s !!!... yo me estoy tomando mi tiempo para conseguir al menos algunos de ellos, pues los precios de estas réplicas están absurdos y no soy amigo de pagar más de lo justo, por lo que me gusta, porque en esta afición también hay "mafias", desgraciadamente...

    A propósito, mi primer diecast de Johnny Lightning fue precisamente uno del General Lee y me sentí felizmente obligado a conseguir un par de patrullas (una de ellas versión Zinger) y un Plymouth de Cooter, que completaron el set de cuatro, que mencioné en otro comentario... así que una de mis misiones, será conseguirles compañeritos de otras series !!!... =D

    ResponderEliminar
  2. Es verdad, pocos se atrevieron tanto como Barris... y Shelby es otro de mis héroes... yo soy bastante clásico y muchos de los autos modernos en realidad no logran cautivarme, los siento un tanto planos, a pesar de ser redondos, jajaja...

    También es cierto que los precios de algunas líneas de die-cast, y especialmente las de series de televisión y cine llegan a unos precios ridículos... no sé si el exceso de programas de subastas, casas de empeño, coleccionistas de objetos y demás han contribuido a una especie de fiebre al respecto, pero lo cierto es que en algunos casos están exagerando... el General Lee y la Ecto los conseguí hace como ocho años, cuando Johnny aún existía, aquí no era tan común y los precios eran más cómodos, en este momento esos dos están por las nubes... los demás... pues bueno, son de esos que siempre quise tener y cuando veo algún modelo que gusta mucho y siento que puedo comprarlo o cambalachearlo (a veces le hago sus purgas a mi colección y los modelos que saco los cambio por unos nuevos, no me gusta venderlos), no me puedo controlar... es cierto que en la medida de lo posible hay que evadir a las "mafias"...

    Suena bonito eso de verse "felizmente obligado" a buscarle compañeros a un modelo, y más aún siendo el General Lee, yo también me conseguí un par de patrullas sólo para acompañarlo... un carro nuevo a veces abre nuevas puertas en la colección... buena suerte en la misión!!!



    ResponderEliminar
  3. Muy buena historia, lástima el final triste.
    Conocía la historia del Batmovile pero no de las otras participaciones, se ve que el hombre era un grande.
    Larga vida a Barris!

    ResponderEliminar
  4. Qué gusto volver a tener la voz del Gaucho por aquí... Barris estuvo involucrado en muchos proyectos, también se especuló mucho respecto a qué hizo y qué no... nos quedan sus creaciones... abrazo, Gaucho!!

    ResponderEliminar